LA SULAMITA

Sulamita-8
Cuando un corazón es fiel todo puede suceder
Cuanto puede así querer como quiso aquella mujer  
Codiciada por un rey, cautivada fue por él
Inspirado en su virtud la atavió toda de tul.
Así atraía a su amado con esencia de jazmín
Prendaba con sus labios de grana rociada de vid
Sus cabellos tan hermosos y sus ojos también
Pero lo más preciado su alma de leche y miel
Vuelve, vuelve, sulamita
Vuelve al jardín
Las rosas y margaritas exhalan para ti
De fragancia ha despertado las vides y los granados
Allí dará sus amores que para él ha guardado
Lleno de mistura de sabores
Lleno de pasiones por su amado
Lleno del encanto de las flores
Y sutilidad de los campos.
Yo quiero así sentir y perfumar mi querer
De mis labios destilar el sabor de la miel
Que de mi voz fluya el canto del ruiseñor
Y quede extasiado de mi y nunca muera el amor.

-Anydey-

Anuncios

2 comentarios sobre “LA SULAMITA

  1. La Sulamita era un prodigio no solo por su belleza física, esta iba sumada de virtudes, si bien es conocido que lo primero que resalta es el físico de la persona, las virtudes hace que perpetué el amor por siempre.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s