A VECES HAY MOMENTOS…

Image result for imagenes de cielos  conarco iris

A veces hay momentos en que parece acabarse la gracia,  sin percibir de los campos que entreguen magia,  más los días  se llenan de nostalgia, por el dolor que hay  en el alma, porque  la fragilidad es parte de mi ser y es  tan  incierto mi ánimo…   a veces doy querer…  otras veces no quiero dejarme ver,  mi corazón se ha mantenido  dentro de una celda voluntaria teniendo la Providencia  la llave de la alianza, quedamos ambas partes  concertadas,  siendo un acuerdo en el que supe creer y sentirme amada.    Conozco que  eres fiel,  pero sucede que tu parte  esta pendiente y  aún no la he recibido,  y no es por falta de fe,  ésta como un río ha fluido,  al parecer es uno de esos misterios que no podré saber,   y esto, “No entiendo”, siendo que son plegarias de ayer.

Me siento prisionera de  afanes añejos,  algunos  deseados por mucho tiempo, pero aún continuo creyendo, que Dios no me dormirá hasta que cumpla mis sueños….   He sido feliz, y tengo muchas anécdotas gratas, pero también muchas veces sentí el puñal por la espalda, otros pasajes  me han dado enseñanza,  seguramente todo lo vivido ha tenido un  propósito en mi,  más ahora siento que el tiempo  se ha  desvanecido como el agua entre los dedos, todo es efímero y toda sustancia se acaba, cuando llegue mi muerte hasta mi nombre se borrará  en la tierra de los vivientes.

Me has dado tu querer, Dios,  esto lo sé muy bien, pero mi imperfección,  me desalienta ante las  injusticias de cada  día, me  indigna la inmundicia del pecado,  he visto al perverso justificarse, y hasta convencer al resto de  que es bueno y de privilegios los han colmado…  Más al santo y que hace tu voluntad le cuesta tanto alcanzar sus anhelos.  A veces hay momentos en que la duda me envuelve, y me dice: “Que no llegará el día especial que tanto quiero”,  que  todo  es un pacto que se cumplirá en otro paralelo.         -Anydey-

Anuncios

Un comentario sobre “A VECES HAY MOMENTOS…

  1. Asaf también se sintió de la misma manera (Salmo 73)

    “Pero en cuanto a mí, casi perdí el equilibrio;
    mis pies resbalaron y estuve a punto de caer,
    porque envidiaba a los orgullosos
    cuando los veía prosperar a pesar de su maldad.
    Pareciera que viven sin problemas;
    tienen el cuerpo tan sano y fuerte.
    No tienen dificultades como otras personas;
    no están llenos de problemas como los demás.”

    Pero al final concluyó:
    “Sin embargo, todavía te pertenezco;
    me tomas de la mano derecha.
    Me guías con tu consejo
    y me conduces a un destino glorioso.
    ¿A quién tengo en el cielo sino a ti?
    Te deseo más que cualquier cosa en la tierra.
    Puede fallarme la salud y debilitarse mi espíritu,
    pero Dios sigue siendo la fuerza de mi corazón;
    él es mío para siempre.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s